Lichtgestalt

                 

      Light is the simplest most undivided most homogenous being that we know. Confronting it is the darkness.

-Goethe

Como saben una de mis pasiones es la arquitectura (no mi primer amor, ese siempre fue y será el ron) y últimamente me había estado reprimiendo el publicar así fuera breves notas sobre proyectos que capturaran mi imaginación, sobre todo por dos razones:

*Hay personas que son infinitamente más capaces, intelectual/teórica/epistemológica/semióticamente para encargarse de tan noble tarea. Si bien eso es cierto para cualquier otro campo, excepto la vaquerología donde yo ejerzo el imperio pleno de su conocimiento, educación e investigación.

*¿Qué puedo aportar que no haya sido dicho ya por los entendidos del tema?

La verdad es que no quería desacralizar el amor que le profeso a la arquitectura con mis tonterías y limitaciones, pero luego reflexioné de la siguiente manera: “Si ya he enterrado a dos esposas, ¿qué tanto puedo reprimir a mis anhelos y voluntades?”, después de todo hablar de arquitectura, así como hablar de mis amores prepubescentes -oh dulces nínfulas- simplemente responde a mi naturaleza, y ciertamente es mucho más noble que enterrar cónyuges o follar con niñas que no conocían mácula. Así que heme aquí, heresiarca compulsivo de los objetos de mi amor. Al fin y al cabo, ¿qué podía esperar de mi?

VILLA ENTERRADA

Este es un proyecto de Bo Li y Ge Men, estudiantes de arquitectura de la ETH de Zürich ganadores del International VELUX award. La gestación del proyecto viene de la hipotética desaparición de una villa suiza mediante una avalancha. Inspirada en sus paseos por el paisaje suizo ellos plantean la memoria de la villa como haces de luz.

Mediante una serie de columnas de material termoplástico semitranslúcidas los estudiantes chinos evocan la presencia de la arquitectura alpina, víctima de la devastación natural. Una metáfora del espacio en que la luz se proyecta en el espacio antes ocupado por casas y edificaciones misceláneas. Una especie de memoria poética de la villa.

La villa enterrada tiene una lectura muy clara que funciona a dos niveles distintos:

*Por una parte la superficie, donde se localizan puntualmente todos los extremos de las columnas plásticas, dibujando tenuemente el volumen de las diferentes construcciones de la villa desaparecida, de una manera que me recuerda el trabajo de un escultor como lo es Anthony Gormley. O incluso, la manera de partir a través de las huellas de la historia en un proyecto como el último pabellón de la galería Serpentine -por Herzog & De Meuron-.

*Y segundo, cuenta con una caverna artificialmente sustraída en el subsuelo donde se aprecia el verdadero impacto del proyecto, al volcar toda su fuerza expresiva: los haces de luz son conducidos hasta el subsuelo por las columnas plásticas, donde en diversos puntos del material según su composición y grados de translucidez reconstruyen el volumen exterior pero ésta vez en un medio de un ambiente donde impera la oscuridad. En medio de la penumbra una visión sobrecogedora de la villa ausente erigida en luz, como un bosque de pivotes resplandecientes en las entrañas de la tierra.

Finalmente, pienso que en éste proyecto Bo Li y Ge Men nos presentan una arquitectura de la memoria. Una arquitectura donde el espacio se construye con la luz de una manera mucho más poderosa de lo que estamos habituados a comprender. Una arquitectura donde el espacio nos revela -como el Tao- que lo más importante en un volumen es el vacío, y en éste caso en que el volumen es tan sutil -y a la vez real y contundente y bello- como el juego inaudito entre el aire y la luz, una invitación a recordar que la identidad de la arquitectura es el misterio y que en el misterio se haya la puerta de toda maravilla.

La villa de luz

Sección del proyecto

La planta del proyecto, visto desde la superficie

Las columnas termoplásticas que transportan la luz hacia la caverna

Anuncios

4 Respuestas a “Lichtgestalt

  1. Sobrecoge la monumentalidad, la belleza de órgano submarino. Yo lo veo también carísimo, aquí ya no hay dinero para estos fastos.
    Salud

    • Pues ya vez como plantean las utopías… y más siendo un tributo a una villa muerta. Suiza aún podría darse el lujo…. bueno era un concurso de cualquier manera. Tal vez sea mejor que se quede en el papel y la cabeza. Salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s